Loading...
Ante Kvessitch autor logo Campsa Designed By Ante Kvessitch

Ante Kvessitch, autor de la “C” de CAMPSA, un logotipo atemporal.

La historia de un diseño que perdura cuarenta años despues.

Esta emblemática “C” nace a finales de los setenta.
Previamente Ante Kvessitch diseña el branding corporativo de Transportes Montero Ruíz, una empresa radicada en Villarrobledo (Albacete), filial de Transportes PAÑALON, quien adopta el halcón de Tranportes Montero Ruíz añadiendolo a su logo.
Es cuando Ante Kvessitch diseña por encargo de Montero Ruíz el brandig corporativo de CAMCISA, ya que Transportes Montero Ruíz ostentaba la distribución provincial de CAMPSA.
Paso seguido Montero Ruíz, le comenta a Ante Kvessitch lo que ha encantado a CAMPSA el logotipo de CAMCISA, y es cuando comienza a diseñar la famosa “C”.
Y es en este punto cuando CAMPSA implementa su famoso logotipo, por mediación de Montero Ruíz, que es quién lo presenta y vende a CAMPSA sin comunicarselo ni abonarselo a Ante Kvessitch. La reclamación de derechos de autor de este logotipo, como otros, le resultó imposible al autor al no carecer de figura jurídica en España al ser apátrida, refugiado político de la antigüa Yugoeslavia.

Nace a partir de la “C” de CAMCISA transformandose en una “C” ondeante, con el rojo y gualda de la bandera de España, con fondo azul, como los cielos españoles.

Como la mayoría de sus diseños, esta famosa “C” se realizó “a mano”, sin asistencia de ordenadores ni nuevas tecnologias. Eran tiempos en los que decirse creativo en publicidad requería de altos conocimientos de la profesión. Diseño y maquetación a base de lápiz y tiralineas. Conocimientos profundos de diseño de tipos de letra, etc. Despues un laborioso y complejo proceso fotográfico para confeccionar el fotolito que sería llevado a imprenta.

Tiempos en los que denominarse creativo en publicidad era precisamente eso, creatividad y dominio de todas las técnicas que se necesitaban para llevar al boceto a imprenta.
Pintor Publicista, que así era como se autodefinía Ante Kvessitch, por la sencilla razón de que para ser publicista debias previamente ser pintor, dominar el dibujo y perspectiva, composición de color, volúmenes..., para despues pasar el boceto al plano publicitario. Y Ante Kvessitch ha demostrado al paso del tiempo y la perdurabilidad de sus creaciones, que dominaba todas estas técnicas a la perfección dotando a sus logos la calidad de eternos. El logo de CAMPSA, sello inconfundible de identidad de empresa.

Compartir en FacebookCompartir en Facebook